Limpieza de Depósitos

Los depósitos con varios años de antigüedad acumulan en su fondo un sedimento dañino para la vida de las calderas, embarcaciones o vehículos y la única solución para evitar dicho daño es hacerlo desaparecer.

La principal razón de que aparezca este sedimento, es que se incorpora un porcentaje de BIODIESEL y la progresiva reducción en el contenido de AZUFRE en los gasóleos, atendiendo a las actuales normativas medioambientales para evitar en lo posible las emisiones nocivas durante la combustión; pero al mismo tiempo, el azufre realiza una función antibacteriana.

Los gasóleos A, B y C se contaminan por la presencia de microorganismos, como pueden ser bacterias, mohos y levaduras, alterando las propiedades del combustible, provocando mayor desgaste del motor, peor combustión y aumento de emisiones de CO2.

Los motores y calderas necesitan combustible limpio para que duren más, funcionen de manera eficaz y reduzcan al mínimo los costes de mantenimiento. Además de ser más respetuoso con el MEDIO AMBIENTE.

Para evitar todos estos fallos en su motor o caldera es necesario realizar una
filtración del gasóleo del depósito, al que añadiremos BIOCIDE o ADITIVOS.